Este viernes y luego de estar más de seis meses internada en el Hospital de Nueva Imperial, falleció a la edad de 54 años, la dirigente y emprendedora Edith Marivil.

Así lo señalaron los cercanos de quien fuera Edith del Carmen Marivil Blanco, quienes informaron que este viernes 04 de diciembre de 2020, falleció con una hipoxia sistémica, la dirigente social y emprendedora en turismo mapuche, luego de luchar largos meses hospitalizada.

Edith, más conocida como Evita, y oriunda de la localidad de Trovolhue en la costera comuna de Carahue, se desempeñó en los últimos años, fuertemente ligada a la Cooperativa Mapuche Newen Mapu de la cual era socia; organización que sus asociados describen como una agrupación comprometida con el turismo sustentable, a través de la promoción de su patrimonio cultural y el cuidado de los humedales de Trovolhue.

El dirigente y presidente de la Cooperativa Newen Mapu, Rufino Marivil, quien además es hermano de Edith, comunicó la noticia a medios locales y señaló “Lamentamos informar el sensible fallecimiento de Edith Marivil Blanco, quien en vida formó parte de la cooperativa Newen mapu que a la vez impulsó y trabajó por la protección de nuestros espacios sagrados y la valoración de nuestro kume mongen.”

A su vez, el dirigente informó a la comunidad y amigos que deseen acompañar a la familia, que sus restos están siendo velados en el salón de Humedales de Trovolhue y sus funerales se efectuarán en el Cementerio Indígena de la Comunidad Francisco Lázaro Marivil de Trovolhue, el día domingo 6 de diciembre a las 16:00 horas.

Rescate de los humedales

La localidad de Trovolhue se ubica a 21 kilómetros desde Carahue, siguiendo una ruta que bordea el río Imperial. Se trata de un pueblo relativamente joven, ya que el antiguo tuvo problemas de inundaciones con motivo de los terremotos de mayo del año 1960, debiendo ser trasladado a su actual ubicación para proteger a sus habitantes.

Son precisamente los efectos del terremoto del ’60 los que provocaron notables cambios en la geografía y en los suelos de la zona, que dio paso a que antiguas zonas secas y de cultivos, ahora estén cubiertas de agua, formando hermosos humedales, rodeados de naturaleza, flora y fauna.

El rescate, protección y promoción de estos humedales, fue algo que caracterizó en vida el trabajo de la señora Evita, quien en conjunto con su familia más cercana, desarrollaron esta forma de hacer turismo, que aparte de entregar enseñanzas a sus clientes, recuperan y mantienen viva las tradicional gastronomía mapuche lafkenche, fusionada con elementos de la gastronomía campesina, con el pan amasado y las tortillas de rescoldo, el pescado y el costillar de chancho, los jugos naturales y los helados artesanales de avellana, murtilla, boldo, maqui, frutilla y otros productos que ellos trabajan para delicia de los habitantes del pueblo y turistas.

Comenta con Facebook