500 kilos de longanizas fueron necesarios para romper la marca de la primera versión. 10 mil unidades de choripán fueron regaladas al público.

98 mesas perfectamente alineadas una detrás de la otra fueron necesarias para recibir -en dos turnos- al choripán más largo del mundo, récord que por segundo año consecutivo logra Villarrica al superar una distancia de 700 metros con este tradicional plato criollo.

El lago Villarrica, el volcán coronado de nieve y un sol esplendoroso fueron elementos que ayudaron a reunir a miles de personas en la costanera local para disfrutar de esta fiesta gastronómica que da la bienvenida a la primavera.

Rubén Esparza, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Villarrica, señaló que «si bien debimos aplazar por lluvia la fecha inicial que teníamos para la Fiesta del Choripán, hoy (ayer) hemos tenido un día espectacular, que permitió coronar con éxito esta segunda versión, superando los 700 metros».

Comenta con Facebook