Una empresa familiar que privilegia el descanso y desconexión de sus visitantes.

Desde noviembre de 2017 es que Edgardo Cartes Alesandrini y su familia comenzaron el desafío de hacerse cargo de las Termas Angostura, si bien, anteriormente, este complejo turístico ya operaba con otro nombre a través de una sociedad, es sólo hace 1 año y algunos meses que la familia Cartes  Quiroga ha logrado conquistar la preferencia de muchos turistas y habitantes de la zona.

El concepto que quieren entregar está enfocado en brindar un espacio donde las personas puedan desconectarse de su quehacer, así lo comenta Edgardo Cartes, “Nosotros estamos trabajando en el ambiente familiar, haciendo mucho hincapié en eso, en la espiritualidad, que las personas se relajen, y dejen sus problemas atrás. El servicio en sí es ese, familia, unidad y tranquilidad”. Así mismo agrega que “A lo que nosotros queremos llegar, precisamente, es a algo familiar, pero sobre todo espiritual, que este sea un lugar Zen, por decirlo así, que la gente llegue a otro ambiente, recibirlos de manera distinta, con una música especial, que esto signifique más conexión con la tierra, con la pachamama, más místico, en el sentido de que queremos brindar tranquilidad, porque no nos interesa el comercio así en bruto, sino que lo justo y necesario, donde las personas que realmente se deleitan con la naturaleza, lo disfruten… Estamos en un bosque de olivillos precioso, con árboles de más de 150 años, la gente los abraza, porque se siente su energía”.

Y cómo no hacerlo, si las Termas Angostura, no sólo están en medio del bosque nativo que caracteriza a la comuna de Curarrehue, sino que además goza, en una construcción de madera que posee dos piscinas techadas, y dos al aire libre, de aguas termales que oscilan entre los 37 y 38 grados.

Junto a ello, se pueden hacer senderos por el área que rodea al Centro Termal, “Son dos paños de 5 mil metros, pero además estamos a los pies de una ladera y tenemos entre 70 a 80 metros de río,  donde hay senderos para que la gente pueda ver el Trancura y recorra el bosque”, detalla Cartes.

Restorant y cafetería

Según relata Cartes, el restorant con una carta donde predominan platos caseros y de gastronomía local, funciona en Termas Angostura todos los días del año para entregar a los y las visitantes diversas opciones tanto para desayuno como almuerzo y cena. Servicio que también se basa en el trabajo familiar, “Nuestra hija Yaritza Andrea se tituló de Chef, así que se está haciendo cargo del restorant, bueno estamos todos, hasta mi hijo Alonso, atendiendo y cooperando, pero es ella la que lleva la batuta y nuestra tranquilidad es que los conocimientos los tiene ella… Así que así hemos estado adaptándonos a lo que ella sabe y aprendió”, explica.

Así mismo, a diferencia de otros Centros Termales muy estrictos en este punto, Cartes no se complica si quienes llegan hasta Termas Angostura prefieren traer su propia alimentación, “También está la modalidad de que si las personas quieren traer su propio cocaví, nosotros les pasamos acá el restorant, así que no hay problema con que quieran venir sólo a las termas”, afirma.

Espacio y servicios que según cuenta Cartes, gracias a la misma recepción del público, esta familia ha ido reafirmando y mejorando, “El libro de reclamos y sugerencias es para mí un termómetro de cómo está la atención y hasta la fecha ha sido una bendición. Hemos tenido muy buenas opiniones, ya vamos casi en la mitad del libro y ninguna queja ni nada, al contrario, sugerencias que de pronto nosotros hemos cometido algún error, ellos sugieren y nosotros la mejoramos, así que muy buena recepción del público”, finaliza.

Comenta con Facebook