La apertura del pabellón El Amor de Chile ya no tiene una fecha definida
CONSTRUCCIÓN. Lorenzo Constans dice que a fines de septiembre la obra estará a disposición de la autoridad, según los plazos iniciales.

El pabellón de la Expo Milán que se adjudicó para La Araucanía el Gobierno Regional ante la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), en mayo del año pasado cuando Andrés Jouannet (DC) estaba de intendente, ya no será inaugurado en septiembre como se anunció en abril.

Así lo explicó el intendente Miguel Hernández (DC), quien aclaró que de todos modos será dentro de este Gobierno, pero que el corte de cinta puede ser de aquí a marzo.

«No tenemos seguridad de fechas, pero el compromiso es que este pabellón esté inaugurado en el periodo de gobierno y tenemos tiempo suficiente para hacerlo, pero lo vamos a hacer cuando tengamos las cosas definidas», precisa el jefe regional.

Retraso proyecto

Al ser consultado si el retraso en la inauguración de la iniciativa, que contempla la puesta en marcha de una estrategia de Comercio Justo a los pies del Ñielol, respecto de la Carta Gantt inicial que se le presentó el 21 de diciembre del año pasado, obedece a los cambios que hubo en los equipos y formas de trabajo, tras la renuncia de Jouannet, Hernández no lo descarta.

«Es muy probable que así sea. Lo que pasa es que aquí habían buenas ideas, pero las buenas ideas no necesariamente hacen un buen proyecto. Estamos ocupándonos que el pabellón sea un aporte real para responder a la confianza del país», plantea, junto con agregar que fue por recomendación de la Diplader que el proyecto volvió al Gore desde la Agencia Regional de Desarrollo Productivo, donde se desvinculó en febrero al equipo a cargo del proyecto compuesto por cinco personas.

Hernández responde que dicha decisión se adoptó porque «nunca hubo claridad respecto de lo que se pretendía hacer. No me refiero al proyecto original (el de la adjudicación), sino a los tiempos que eran muy acotados y habían muchas cosas que no estaban debidamente afinadas».

De hecho, el intendente postula que frente al tremendo desafío que significa echar a andar el proyecto, se adoptó la siguiente decisión: que independiente de su inauguración, habrá un periodo de transición que puede durar un año y medio hasta que se conforme la corporación pública privada a cargo.

Y ahora, de acuerdo a los anuncios de la Presidenta del 24 de junio, se sabe que dicha corporación funcionará bajo el alero del Instituto de Desarrollo Cooperativo, institucionalidad que estará orientada a la formación de capital humano con pertinencia cultural.

Había planificación

Ante las respuestas del jefe regional, Pilar Peña, la profesional que estaba encargada del proyecto en la Agencia contradice a Hernández y asegura que sí había una planificación y que los cambios obedecen a fines políticos.

Es más, garantiza que si se hubiese seguido con la planificación el corte de cinta no hubiese sufrido retrasos.

«Aquí hubo que montar algo desde cero, porque desde el Gobierno Regional no se podían ejecutar gastos, así es que lo más apropiado era que la Agencia se hiciera cargo, por una cuestión operativa, además tampoco eran grandes gastos, porque para el pabellón el directorio aprobó $120 millones para el plan operativo anual y de eso se alcanzó a ejecutar un 19%, entonces, sí había una planificación y una hoja de ruta acotada», sentencia Peña.

Agrega, además, que el intendente recibió al equipo que ella lideraba sólo una vez , pero que después la decisión fue desvincularlos. «El intendente no puede tomarse la libertad de decir que lo que se le presentó no tenía ni pies ni cabeza, aquí habían recursos humanos, cifras, ejecución, una Carta Gantt con plazos comprometidos, publicidad y una base de datos de más de mil artesanos, los que esperan el concurso para estar en el pabellón, todo era coherente con lo que se ganó. Me parece que esto es un proyecto de Estado que llega a la Región para brillar y no para que esté parado, va a terminar la construcción del pabellón y vamos a tener un elefante blanco en el cerro Ñielol, eso es absurdo», subraya.

En todo caso, el retraso de su apertura y que no exista una fecha definida no es algo que todos vean como problemático. Uno de ellos es Jorge Reinao, presidente de la Cámara de Comercio Mapuche, quien valoró la creación del Instituto de Desarrollo Cooperativo que anunció la Presidenta como la entidad que cobijará a la obra.

«Nuestro tema es cómo podemos ser parte del desarrollo económico de la Región, nuestra intención es nivelar el conocimiento para nuestra producción, queremos que se desarrolle con protagonismo mapuche y no nos importa que se demore un par de meses más, porque todavía no está formado la corporación ni el instituto», ratifica el dirigente.

Fuente: Austral Temuco

Comenta con Facebook