Tras Pucara, Licán Ray y Caburgua, el plan de inversiones en borde costero del MOP gira hacia la cordillera. $1.200 millones están destinados a esta hermosa zona de Lonquimay, obras que comenzarán el 2017.

Tras las exitosas intervenciones del Ministerio de Obras Públicas en la playa Pucara de Villarrica, de playa Grande de Licán Ray y de playa Negra de Caburgua (Pucón), la Dirección de Obras Portuarias continúa trabajando en estos macroproyectos de borde costero en La Araucanía. Ya el propio ministro del MOP, Alberto Undurraga, lo señaló con ocasión de la entrega a la comunidad de la playa de Caburgua, donde destacó que «a todas estas obras se suma el que actualmente se trabaja en el proyecto para el borde costero de la laguna Icalma, en la comuna de Lonquimay».

Si ya las iniciativas anteriores eran pioneras al incursionar en lagos, el proyecto de Icalma tiene características que lo hacen único. Nuevamente Obras Portuarias incursiona en aguas dulces, trabajando en el borde del lago Icalma, pero suma además que éste es el proyecto que esta repartición del MOP realiza a mayor altura sobre el nivel del mar en La Araucanía.

De acuerdo con lo señalado por el seremi de Obras Públicas, Emilio Roa, ya finalizó el diseño para mejorar este borde costero, precisando que las obras deberían licitarse durante el año 2017. ¿La finalidad? potenciar el turismo en este balneario cordillerano, que cada verano recibe un importante número de visitantes. De marchar todo en los cauces establecidos, tras la licitación, también las obras partirían el próximo año.

ATRACTIVO

La laguna Icalma se encuentra en las alturas de Lonquimay, con acceso también desde Melipeuco. Está inserta en un espacio rodeado de montañas y bosques de araucarias, un paisaje completamente nevado en invierno, y un oasis durante las altas temperaturas estivales.

Al igual que los mejoramientos en Pucara, Licán Ray y Caburgua, la iniciativa se proyecta en el borde lago, aunque en este caso la extensión abarcará una longitud de 1.300 metros lineales. Allí se ha propuesto la construcción de senderos peatonales, pasarelas sobre el estero Icalma, equipamiento náutico y comunitario, así como instalación de mobiliario urbano e iluminación.

La inclusividad también está contemplada en esta propuesta, ya que se proyecta el acceso a todos los usuarios de forma que circulen con independencia y facilidad sin interrupciones. Asimismo, se han considerado aspectos de seguridad costera, como es el caso de la protección de la infraestructura frente a posibles inundaciones y señalización de seguridad, entre otros.

Respecto de los montos, se proyecta una inversión superior a los 1.200 millones de pesos, que serán financiados con recursos sectoriales.

«Se ha concluido una etapa importante para materializar esta obra en la comuna de Lonquimay y donde hemos acogido los requerimientos de la comunidad», indicó el seremi del MOP, Emilio Roa, quien agregó que «la idea es colocar en valor este espacio en que se desarrolla la actividad turística de Icalma, donde cada año están llegando visitantes de distintas latitudes, por lo que el mejoramiento de este espacio permitirá ofrecer una infraestructura con un mejor estándar».

Roa detalló que «es una obra que se enmarca dentro de un eje estratégico del MOP y de la Dirección de Obras Portuarias. Su objetivo es que sea el detonante para que en los próximos años Icalma sea mucho más visitado, aprovechando las bondades naturales de este lugar. En resumen, aquí hay un conjunto de factores que nos van a permitir relevar de muy buena manera una obra que esperamos comenzar a concretar el año 2017».

TURISMO

Estas obras, insertas en plena zona cordillerana son, a juicio del director regional de Sernatur, Richard Quintana, «un aporte importantísimo para el turismo, que consolida al destino Andino como uno de los principales de la Región» (ver entrevista pág. 3).

Esta visión es compartida plenamente por quienes trabajan en el área turismo en la bella localidad de Icalma.

Lorenzo Huentemilla, administrador de «Posada La Frontera», sostuvo que «manejábamos información de este tema ya que las autoridades comunales habían hecho una exposición a la ciudadanía de este proyecto. En lo personal, he recorrido gran parte del país por temas de trabajo y puedo decir que los trabajos que ha hecho el MOP en regiones y en sectores más bien apartados, son muy potentes para el turismo».

Ya son dos décadas que «Posada de La Frontera», recibe al visitante de verano con una completa oferta de habitación y gastronomía, por lo que este anuncio de mejoramiento de la línea costera de la laguna Icalma es una muy buena noticia para quienes tiene emprendimientos en el sector.

«Sin embargo, hay un tema importantísimo que el MOP debiera tener en consideración, y es arreglar los caminos de acceso a Icalma, tanto por Lonquimay como por Melipeuco», dijo Huentemilla, quien agregó que «mientras no se solucione ese tema, de poco servirá contar con un adelanto tan espectacular».

En el sector Rinconada, en un lugar a orillas de la Laguna Icalma conocido como «laguna Chica», se encuentra el complejo turístico Raíces de Icalma. Emplazado dentro de un bosque de araucarias milenarias, ofrece alojamiento y servicios de calidad en un punto cercano a centros de interés turístico de Araucanía Andina como el Parque Nacional Conguillío y la Reserva Nacional China Muerta.

Carla Espinoza, administradora de Raíces de Icalma, sostuvo que «esta obra del MOP será un gran aporte al turismo de Icalma, un gancho para el visitante que llega en temporada de verano hasta la zona».

La importancia que tiene la laguna Icalma para los emprendimientos de la zona queda reflejada en la lista de actividades outdoor que ofrece Raíces de Icalma: deportes náuticos, trekking, avistamiento de aves, montañismo y pesca recreativa.

Carla Espinoza criticó también el estado de las rutas, y agregó otro problema que hoy existe en la localidad, que es la extracción de basura.

«Son temas que deben solucionarse para que este mejoramiento del borde costero tenga la repercusión esperada», dijo la administradora.

Por ahora, este megaproyecto se encuentra en su primera fase, con inicio de obras el 2017. Sin embargo, ya los operadores turísticos y empresarios de Lonquimay, Melipeuco y Curacautín están sacando cuentas alegres de lo que serán las futuras temporadas veraniegas. «Y si arreglan los caminos de acceso a Icalma, incluso podemos pensar en turismo de invierno», aseguran, convencidos, los emprendedores de Icalma.

Fuente: Austral Temuco

Comenta con Facebook