Preocupación existe en Carahue, producto de la denuncia de vecinos respecto a la extracción indiscriminada de piñones todavía sin madurar en esa comuna.

Hace poco más de una semana, los pobladores del sector de villa Las Araucarias, dieron cuenta de la llegada de camionetas y personas que venían a sacar piñones desde los pocos bosques de araucarias de esa comuna, especie que se encuentra en peligro de extinción.

De acuerdo a la denuncia de los vecinos, tanto sujetos que residen en la misma zona, como también vendedores, llegan con la finalidad de comercializar los piñones, y junto con sacar la semilla todavía verde de los árboles, rompen las ramas donde se ubican las cabezas o también llamados conos que albergan los piñones, además de llevarse absolutamente todas las semillas, dejando a las araucarias sin posibilidades de reproducirse.

El seremi del Medio Ambiente, Anselmo Rapiman, junto a los concejales Guido Trama y Claudio Valck viajaron al lugar de la denuncia y conversaron con los vecinos que efectuaron la denuncia.

Rapiman manifestó que «las araucarias presentes en la costa de La Araucanía forman parte de los dos pequeños relictos de Araucaria Araucana presentes en la Cordillera de la Costa, por lo que la extracción sin control pone en riesgo la continuidad de la especie en la zona».

En nuestro país, el 97% del total de Araucaria araucana está presente en la Cordillera de los Andes, mientras que sólo el 3% de la población de estas conífera está presente en la Codillera de la Costa, en Nahuelbuta y villa Las Araucarias.

Es por esta razón que la denuncia realizada por vecinos de Carahue, encendió las luces de alerta en las autoridades regionales y locales, generando con ello la necesidad de explorar alternativas para la preservación del recurso.

La autoridad ambiental hizo un especial llamado a respetar los tiempos de maduración de los conos, puesto los vecinos del sector le ratificaron que están siendo extraídos verdes desde los mismos árboles, y no son recogidos desde el suelo como es la costumbre tradicional, lo que representa un daño a la preservación de ésta preciada especie al no dejar remanentes en el suelo para semilla.

“Si bien la araucaria araucana es considerada monumento Natural desde 1990 y está prohibida su tala y explotación de tipo forestal, el consumo y extracción de su fruto no tiene restricciones pero, hoy vemos que la preservación del recurso está en peligro por lo que es necesario tomar medidas al respecto”, afirmó el seremi del Medio Ambiente.

El concejal Claudio Valck valoró la presencia autoridades regionales en la zona de Carahue y atribuyó la extracción inescrupulosa de piñones a los afuerinos.

“Los vecinos del sector reconocen y cuidan de manera responsable las araucarias y es por esta razón que han denunciado estos hechos a las autoridades y opinión pública. Ellos son los primeros en cuidar sus araucarias porque reconocer su valor patrimonial”, manifestó.

En tanto, el concejal Guido Trama señaló que las autoridades locales están preocupadas de la situación de villa Las Araucarias, y reconoce la falta de información frente a la vulnerabilidad de la especie por lo que hizo un llamado a relevar la importancia del cuidado y protección de los ejemplares presentes la costa de La Araucanía.

MESA DE TRABAJO
En villa Las Araucarias residen alrededor de 50 personas, 16 familias que viven principalmente de la madera y el carbón. Por lo que la recolección de piñones suele ser para consumo familiar y no para la venta del producto. Se estima que la araucaria araucana está presente en 40 hectáreas en la zona de Carahue.

En este sentido desde la Seremi del Medio Ambiente se precisó que la población de araucarias de la cordillera de Los andes se encuentra en una categoría de conservación de vulnerable, mientas que la Araucaria de la Cordillera de Nahuelbuta se encuentra en categoría de peligro, lo que reafirma la necesidad de trabajar en medidas que apunten a su conservación.

Finalmente Rapiman adelantó convocarán a una mesa de trabajo para proponer medidas que protejan el recurso en la zona.
Comenta con Facebook