ATRACTIVOS. Balneario es uno de los puntos turísticos más visitados de la ciudad durante la época estival.

A pocos días de que para muchos compatriotas finalicen las vacaciones de verano, la zona lacustre comienza a decir adiós a miles de turistas que la visitan, y a la vez empieza sus balances de la temporada.

En Villarrica, uno de los principales puntos de análisis se aboca en Pucara, un balneario de 400 metros de extensión que se convirtió en la primera playa artificial construida en un lago de nuestro país.

Desde diciembre de 2014, año en que se inauguró, el lugar se ha transformado en un nuevo polo de atracción para residentes y turistas, quienes ya no deben viajar a ciudades aledañas para deleitarse con las bondades del lago y de la belleza del volcán.

Con tres locales de gastronomía, los visitantes pueden disfrutar en terrazas de deliciosos helados, jugos naturales, tortas o de las típicas papas fritas para las tardes de frío. Además, a un costado de las mesas se emplazan diversos tipos de juegos para niños, en donde los más pequeños del hogar pueden disfrutar por horas.

Para aquellos que deseen tomar sol o simplemente deleitarse con el paisaje, las sillas reposeras son la mejor opción, pues además -frente a ellas y en medio del lago- se instala habitualmente un escenario flotante para que vecinos y turistas puedan apreciar el talento de músicos locales.

Cifras

De acuerdo a cifras que maneja la Oficina Comunal de Turismo y una empresa de salvavidas que opera en el sector, playa Pucara recibe cada día a más de 2.000 visitantes.

En ese contexto, y calculando la ocupación en la zona desde diciembre a febrero, se estima que durante la temporada son entre 150 y 180 mil las personas que visitan el innovador balneario.

«La playa artificial cumple un rol muy importante como un nuevo producto turístico de calidad e innovación. También ayudó a generar un mayor número de noches de ocupación en establecimientos de alojamientos de la ciudad y en el comercio asociado a ella; como son las ventas de confites, refrescos y quitasoles, que generan una fuente de ingreso para la gente de la zona», comenta Gustavo Mena, coordinador comunal de Turismo.

Gracias a las altas temperaturas registradas en periodos de este verano, y al arribo de turistas argentinos, el crecimiento que registra el balneario ha sido exponencial.

«El aumento sostenido de arribo de turistas a Villarrica ha generado un promedio de un 15% anual de crecimiento, y un 30% más de días de ocupación en alojamiento en la ciudad. Este año, gracias a las buenas condiciones climáticas, fue un éxito total la playa. Nuestro público es principalmente familiar, aunque últimamente es un nuevo mercado creciente en el destino parejas de jóvenes», precisa Mena.

Turistas

Víctor Loncochino es uno de los emprendedores que durante esta temporada ha aprovechado al máximo la exposición que le brinda la playa artificial para ofrecer sus productos a los miles de turistas que cada día llegan a refrescarse al lago.

Si bien él considera que este año los turistas han disminuido en comparación con el año anterior, afirma que muchas personas llegan desde distintos puntos de Chile y el extranjero a disfrutar el día.

«En su mayoría vienen familias, seguidos por parejas y jóvenes que mochilean. Nosotros conversamos bastante con los turistas y en la mayor parte son santiaguinos, aunque también viene mucho argentino de lugares como Junín de Los Andes, Mar del Plata y Buenos Aires», comenta.

Fuente: Austral Temuco

Comenta con Facebook