La Asociación Chilena de Empresas de Turismo pidió que se evalúen algunas medidas, como postergar el pago de tributos por al menos seis meses.

La Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet) señaló que el tremendo impacto que tiene y seguirá teniendo el coronavirus en la industria de viajes en Chile y el mundo, no tiene comparación con ninguna otra crisis previa.

«El cierre de fronteras aéreas y terrestres, la paralización de vuelos internacionales y domésticos decretadas por un significativo y creciente números de países y la consiguiente desaparición de la demanda en el mundo entero, compromete muy significativamente la viabilidad de prácticamente todos sus actores, dentro de los cuales se incluyen líneas aéreas, agencias de viajes, hoteles, tour operadores, cruceros, transporte terrestre de pasajeros y destinos turísticos en general, por nombrar algunos», señaló en un comunicado.

Agregó que el caso chileno esto se hace sentir con mayor fuerza aún, “debido a su efecto sobre empresas ya debilitadas como consecuencia del estallido social”.

Achet solicitó a las autoridades implementar medidas que impidan el colapso de empresas del sector. Entre ellas, mencionó que se debería considerar postergar el pago de tributos por al menos seis meses. Entre las medidas de carácter financiero, pidió que la banca flexibilice el pago de los créditos y solicitó que éstos otorguen líneas de créditos en condiciones preferentes.

“IATA, como Asociación mundial que representa los intereses de las líneas aéreas, legítimamente está solicitando ayuda recurriendo a los gobiernos para evitar las quiebras de sus asociados. A este respecto, Achet, junto con apoyar decididamente esta acción, demanda que, en paralelo, las líneas aéreas actúen con reciprocidad con el canal de comercialización”, agregó.

Fuente: https://www.latercera.com/

Comenta con Facebook