Corralco, resort de montaña ubicado al interior de la Reserva Nacional Malalcahuello lanzó oficialmente su temporada de verano 2017, con seis rutas de trekking, dos de trail running de 10K y 15K, cuatro de mountainbike y nuevos servicios de wellness.

Emplazado en los faldeos del volcán Lonquimay, el resort construido en 2013, cuenta con 54 habitaciones, dos piscinas temperadas, spa, una destacada gastronomía que rescata los productos locales y una amplia variedad de actividades outdoor y de relajación, orientadas a la familia, parejas y deportistas, que buscan descanso, contacto con la naturaleza y alejarse de las aglomeraciones que habitualmente ocurren en la Región durante la época estival.

entorno natural

Los trekking a los senderos Sierra Colorada, Laguna Pehuenco y la práctica de yoga con vista al volcán, son parte de las novedades de esta temporada, las que se suman a los tradicionales ascensos al volcán Lonquimay y al cráter Navidad; caminatas a la Araucaria Milenaria y al Fundo La Estrella; mountainbike por la ciclovía de Malalcahuello y kayak y canopy sobre el río Cautín.

«Nuestro resort, que opera todo el año, está inserto en un entorno privilegiado, en medio de un bosque de araucarias, coigües y fauna autóctona local. Corralco ofrece la combinación ideal de relajo y diversión, de actividades outdoor, naturaleza y spa. Tenemos una infraestructura de primer nivel, gracias a la inversión de US$20 millones, realizada desde el inicio de la concesión», explica Jimmy Ackerson, gerente general del resort.

Crecimiento

Ackerson proyecta un crecimiento de 35% de la ocupación hotelera esta temporada, principalmente impulsada por turistas nacionales que «ya han descubierto esta joya de la Novena Región».

El gerente general de Corralco agrega que el resort ha experimentado una creciente demanda por parte de turistas brasileros, argentinos y estadounidenses que lo consideran un destino turístico de nicho. «Tenemos grupos de ciclistas que sólo viajan a practicar mountainbike, botánicos estadounidenses que vienen a estudiar la flora local y familias que vienen a conocer el volcán, entre otras actividades».

Fuente: Austral Temuco

Comenta con Facebook