Ignacio Malig Meza, Director Nacional de CONADI, y Claudia Hurtado, Directora de la Fundación Artesanías de Chile, destacaron el valor patrimonial del trabajo de estas mujeres y el aporte realizado por el Museo Nacional de Historia Natural en la investigación. 

En agosto de 2019 Fundación Artesanías de Chile firmó un convenio de traspaso de recursos con CONADI a través del proyecto denominado “Generación de oportunidades y puesta en valor para los artesanos de pueblos originarios”, orientado a potenciar el trabajo en el ámbito de la producción artesanal y de abrir nuevas oportunidades que favorezcan el desarrollo social, económico y cultural de artesanos y artesanas de pueblos originarios.

En esta marco, una de las actividades comprometidas en fue el rescate de makuñ (mantas) y trariwe (fajas), donde artesanas mapuche de La Araucanía -específicamente de Cholchol y Padre Las Casas- entraran en contacto con piezas centenarias guardadas en el depósito del Museo Nacional de Historia Natural desde hace más de un siglo, para acercarse a ellos e inspirarse en las técnicas textiles utilizadas por sus antepasados, para así generar una nueva colección. 

Artesanía de calidad

“Hoy hemos participado del lanzamiento de este libro que recoge las experiencias de 17 artesanas de la Región de La Araucanía, específicamente de Cholchol y Padre Las Casas, que han trabajado con sus tejidos, con sus historias y con sus manos nos han llevado a conocer este hermoso trabajo que se ha recopilado en un libro que nos permite rescatar, poner en valor una artesanía de calidad, trabajo que nos cuenta una historia en que a través de los hilos podemos ir descifrando sus linajes, sus familias y las tradiciones ancestrales del pueblo mapuche”, explicó Ignacio Malig Meza, Director Nacional de CONADI.

“Este fue un proyecto que no habríamos podido lograr sin el apoyo de CONADI. Fue un año trabajando con textiles antiguos del museo que pudieron ser apreciados por artesanas actuales, quienes se reencontraron con el conocimiento de sus antepasados. Eso las inspiró para elaborar piezas que se han convertido en una colección patrimonial que ahora se comercializarán a través de la Fundación Artesanías de Chile y que tienen un valor significativo inmenso”, señaló Claudia Hurtado, Directora de la Fundación Artesanías de Chile.

Mejores precios

«Me parece muy bien que se realice este proyecto, sobre todo para las mujeres más jóvenes, porque somos pocas las que trabajamos en este tipo de artesanía. Es bueno que nuestro trabajo se dé a conocer en todo Chile y también fuera del país. Me parece muy buena esta vitrina que vamos a tener porque así vamos a poder comercializar nuestro trabajo a mejor precio», señaló Cristina Tragol, artesana textilera de Padre Las Casas.

El lanzamiento del libro “Herederas del Llalliñ” marca la culminación de este proyecto en que se registra la historia de las 17 artesanas que participaron de esta iniciativa inédita en la historia de Chile, en que tuvieron un contacto directo con piezas textiles, pudieron tocarlas, fotografiarlas y trabajar en réplicas y diseños inspirados por los hilos que tejieron sus antepasados hace 200 años, con un excelente resultado patrimonial, porque “las manos tienen memoria”.

Comenta con Facebook