Un llamado a celebrar y reflexionar en familia el We Txipantu, o año nuevo Mapuche, evitando las reuniones o actividades masivas y previniendo la propagación del Covid-19, hizo el alcalde de Saavedra, Juan Paillafil, junto con dirigentes de diversos territorios, durante el izamiento de las banderas Mapuche Wunelfe y Wenufoye, que dan inicio al «Mes de las Primeras Naciones» en el territorio Lafkenche del Budi.

Esta fecha, decretada por la autoridad comunal, contempla normalmente una serie de actividades en torno al Wiñol Txipantu, todas coordinadas desde el Departamento Intercultural de la comuna y articuladas entre el Municipio y la Mesa de Coordinación de Pueblos Originarios de la comuna.

Esta vez, luego de un llellipun en las afueras del municipio local y posterior acto de izamiento en la plaza central, las autoridades comunales y tradicionales coincidieron en la necesidad de realizar acciones especiales, dada la contingencia del Covid-19 en el mundo, y donde Saavedra se vio especialmente afectado.

El alcalde de Saavedra, Juan Paillafil, señaló que el llamado es a no realizar celebraciones comunitarias o colectivas. “Hoy tenemos que hacer esto más en familia, porque tenemos que seguir las recomendaciones que nos da el Ministerio de Salud, de la no aglomeración de personas, de la distancia social y también de cuidarnos nosotros mismos quedándonos en casa. Por eso yo creo que esta celebración va a ser distinta y va a ser la oportunidad para reflexionar con nuestra familia porque el Kimün hay que difundirlo”.

El Lonko de la comunidad Pascual Paillalef, Ulario Calfulen, dijo que “físicamente estaremos un poco separados, pero espiritualmente estaremos todos juntos, rogando a Chao Gnechen, haciendo llellipun y también por los medios comunicación. De alguna forma tendremos que estar unidos, pero no la agrupación física, como lo estábamos haciendo. Hemos dicho que será un año diferente, pero que sea diferente con responsabilidad”.

Genoveva Reuca, directora del Departamento Intercultural, agrego que “antiguamente era más una celebración familiar; por ende, queremos revitalizar esos encuentros también a nivel de familia. No vamos a realizar ninguna actividad que convoque gente; nosotros decidimos realizar actividades usando los medios locales de comunicación, en el cual vamos a desarrollar seminarios, videoconferencias, ligados a temática de cómo auto cuidarnos y cómo poder hacer esta celebración en contexto de pandemia.

Cabe señalar que Wiñol Txipantu, es de renovación de la naturaleza, termino e inicio de un nuevo periodo en el calendario lunar del Pueblo Mapuche, constituye un gran acontecimiento en la vida de todos los seres de la tierra del hemisferio sur. Gracias al Inarrumen (observación de la naturaleza), de nuestros kuifiche (antiguos), este conocimiento se ha transmitido de generación en generación.

Comenta con Facebook