El intendente Jouannet dijo que en un plazo de 5 años se espera ejecutar programa que contempla reforestación, educación ambiental y medidas preventivas. El 2015 un incendio arrasó con más de 9 mil hectáreas de bosque protegido.

En medio de las quebradas de la Reserva Nacional de China Muerta, en la comuna de Melipeuco, el intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet, anunció la priorización de $ 5.900 millones del Gobierno Regional para la ejecución de un programa que busca la recuperación de las áreas silvestres que fueron afectadas por uno de los incendios forestales más grandes registrados en 2015 y que consumió 9 mil 243 hectáreas de los parques nacionales Conguillío y Tolhuaca y de las reservas Malleco y China Muerta.Con los recursos provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional se espera que en un plazo de 5 años se puedan implementar una serie de medidas tendientes al rescate de la superficie afectada por el fuego, que consumió bosques de araucarias y otras especias nativas, como boldos, coihues, mañíos, lengas y canelos, en sectores altamente sensibles donde se ubican las cabeceras hídricas que surten de agua a La Araucanía y parte de la Región del Bío Bío.En ese sentido, el intendente destacó el compromiso regional al destinar recursos frescos para financiar las tareas de restauración ecológica en las más de 9 mil hectáreas dañadas. “Este es un proceso de varios años en que vamos a estar trabajando de distintas formas, comenzando hace algunas semanas sembrando con helicóptero en zonas donde no se puede llegar a pie”, dijo el jefe regional.El plan de restauración contempla la producción de plantas, la recolección y tratamiento de semillas, la siembra directa de plantas nativas y educación ambiental en las comunidades aledañas.

Fuente: Soychile

Comenta con Facebook