Pitrufquén. El 1 de septiembre se abre la temporada del salmón chinook, y en noviembre parte el verano para esta comuna, que basa la llegada de visitantes en su río. Hoy, boteros y miembros de clubes de pesca deportiva harán un sondeo en busca de peces muertos, ante posibles derrames de los carros sumergidos.

Con preocupación, el dirigente del Club de Pesca Deportiva River Toltén de Pitrufquén, Rubén Sandoval Muñoz, mira en el calendario de la pared de su local de venta de salmón ahumado como se acerca el 1 de septiembre. Y es que a menos de dos semanas de esa fecha, que marca el inicio de la pesca legal del salmón chinook, a un par de kilómetros de su negocio, todavía 7 carros del accidentado tren de carga que hizo colapsar el puente ferroviario permanecen bajo las frías aguas del río Toltén.

Y si bien las autoridades se han encargado de tranquilizar a la población asegurando que ni el petróleo ni la soda cáustica que contenían los vagones sumergidos pueden traer riesgo al río o la fauna fluvial, preocupa el hecho de que el ducto que pasaba aguas servidas desde Freire a Pitrufquén colapsara con el siniestro, aportando así un nuevo elemento contaminante a la escena.

«Pitrufquén ha estado trabajando muy fuerte en los últimos años con miras hacia el desarrollo del turismo, y hablar de turismo en esta comuna es hablar del río Toltén», afirmó Rubén Sandoval, quien agregó que «si el río se contamina, le aseguro que la mitad de la población de Pitrufquén se verá afectada. Somos 60 familias que vivimos exclusivamente del río, entre boteros, pequeños emprendimientos de pesca deportiva que tenemos en la Gran Truchada del verano nuestra fiesta más conocida. Pero esta llegada de turistas que vienen al río alimenta todo un circuito detrás, que incluye dos hoteles, transporte, supermercados, es un tema bastante complicado».

A tal punto llega esta preocupación que un grupo de boteros de las agrupaciones pitrufqueninas realizará hoy un sondeo por el río en busca de peces muertos, para confirmar sus peores sospechas o traer calma a los ánimos.

CONTAMINACIÓN

Ayer, mientras se iniciaban las labores para mover los carros que seguían en el brazo del puente que quedó intacto en la orilla de Freire, el alcalde de Pitrufquén, Humberto Catalán, intentaba dimensionar la serie de complicaciones que el accidente le traería en los meses venideros a una comuna que precisamente basa su turismo en el río Toltén.

«En Pitrufquén estamos trabajando muy fuerte en el tema turístico, aprovechando al máximo las bondades de nuestro río Toltén, especialmente en lo que corresponde a la pesca recreativa», dijo el alcalde Catalán, quien agregó que «comunas como la nuestra, que tiene pocos ingresos, deben recurrir a sus bellezas naturales para salir adelante. Entonces, este accidente va a tener consecuencias a futuro, pues si bien los análisis de las aguas que han hecho la Dirección de Obras Hidráulicas y el Departamento de Salud apuntan a que no hay contaminación por ahora, los vagones siguen sumergidos y podría ocurrir algo inesperado al sacarlos del fondo del río».

El alcalde de Pitrufquén agregó que «llega mucha gente ya a partir de noviembre a la comuna, atraídos por el río y la pesca, donde la Gran Truchada es un evento importante del calendario regional».

AGUAS SERVIDAS

El alcalde de la comuna vecina -Freire- José Bravo, fue una de las primeras voces en alertar por el corte del ducto que lleva las aguas servidas entre ambas comunas, para ser tratadas en una planta pitrufquenina.

Al respecto, el alcalde Catalán apuntó que «Freire está conectada a la planta de tratamiento de aguas servidas de nuestra comuna, y ese ducto se cortó. Hoy, esas aguas servidas están cayendo al río».

PESCADORES

Pedro Troncoso, guía de pesca por 30 años y dirigente del Club de Pesca Deportiva River Toltén, sostuvo que «en unos 10 días más recién podremos tener seguridad a qué atenernos en cuanto a contaminación del Toltén, cuando saquen los vagones».

Troncoso señaló que «nuestro club se basa en el río, en la pesca deportiva, en el cuidado de la naturaleza, en el combate de la matanza de salmones por pesca indiscriminada, entonces lo ocurrido en el puente nos afecta mucho. La llegada del chinook fue para Pitrufquén una bendición, el turismo en torno al río ha crecido mucho, y por ello cualquier problema que afecte a sus aguas es un tema sensible para todas estas personas que vivimos del paso del Toltén por la comuna, en 30 kilómetros de extensión».

COMPLICACIONES

Leufu Toltén es otro gremio de pescadores deportivos que se orientan hacia el turismo. Conformado por cerca de 50 socios activos, la caída del puente y especialmente el riesgo que conlleva el derrame de sustancias peligrosas en el caudal del Toltén, tiene a los miembros de esta agrupación bastante preocupados.

«Somos muchas las familias que vivimos del río, la temporada de turismo comienza en noviembre y termina en mayo, y el grueso de nuestros visitantes llegan acá atraídos por la pesca deportiva», aseguró Rubén Sandoval, miembro de Leufu Toltén, quien agregó que «hemos estado dando la pelea para evitar que se introduzcan hidroeléctricas al río y ahora nos ocurre esta desgracia».

Según lo señalado por Sandoval, «nos preocupa que saquen pronto los vagones del río, que pueden estar contaminando el Toltén y poniendo en riesgo nuestras fuentes de trabajo para los meses venideros. Imagínese que para el 6 de septiembre ya tengo clientes de Santiago y Valparaíso que tenían reservas para pesca deportiva, y no han parado de llamarme para preguntarme si vale la pena venir, pues creen que el río está contaminado».

Al respecto, el intendente Andrés Jouannet dijo ayer que «seguimos midiendo cada dos horas el caudal del río y hasta ahora no hay contaminación ni en el río ni en las APR de la zona».

TRABAJOS

Ayer partieron los trabajos para sacar los carros que quedaron sobre la estructura que no cayó al río. Además, se habilitó una banda del «puente viejo» para el tránsito peatonal.

Ricardo González, gerente de seguridad de Fepasa, precisó que «lo que estamos haciendo por parte de EFE es generar la estabilidad del puente para ir retirando gradualmente el equipo que está en la vía. Ayer (viernes) retiramos 28 carros y hoy (ayer) estamos sacando 8 carros más, para ya entrar a las zona crítica con los 5 carros en el desnivel del puente y luego los que están en el río, a través de grúas».

El intendente Andrés Jouannet señaló que «para este jueves ya debería estar finalizado el despeje de carros que quedaron en la vía, para entonces asumir la labor de sacar los carros que están en el río, que es lo más urgente en estos minutos» .

Fuente: AustralTemuco

Comenta con Facebook