200 stands dentro y una feria ambulante fuera del recinto hicieron las delicias del público. Cerca de tres toneladas de digüeñes se comercializaron.

Quien haya intentado botar digüeñes en algún momento de su vida lanzando palos hacia las alturas, entenderá la efervescencia vivida ayer en el Estadio Municipal de Cunco, donde cerca de 12 mil personas repletaron el recinto para disfrutar de este minúsculo hongo arbóreo en el marco de la décima versión de la Fiesta Gastronómica del Digüeñe.

Empanadas fritas y de horno, choripanes, pizzas, ensaladas, ceviches, anticuchos, brazos de reina, eran algunas de las preparaciones hechas en base a digüeñes que el público pudo disfrutar en la feria, que contó con 200 stands gastronómicos, productivos y artesanales, además de cerveza artesanal y puestos para asados.

La ceremonia central contó con la presencia de la intendenta regional Nora Barrientos, además del diputado Fuad Chahin, los cores Hilario Huirilef, Manuel Aravena y Jaqueline Romero. Como anfitriones, el alcalde cunquino Alfonso Coke y el cuerpo de concejales, fueron los encargados de dar la bienvenida a los visitantes y de cortar la cinta inaugural.

«Esperamos que lleguen más de 12 mil visitantes», señaló el alcalde cunquino, quien agregó que «fue tanta la demanda por participar, que al no dar abasto con los stands -y son 200- debimos ampliar la feria en calles de fuera del estadio, dando la oportunidad al comercio ambulante de que también pueda sacar dividendos de esta fiesta».

Guatitas y ases

Cerca de tres toneladas de digüeñes fueron los que estuvieron a disposición del público en la feria, unos vedidos a granel, otros formando parte de los platos.

En medio de las empanadas, pizzas y ensaladas de digüeñe, la cunquina Blanca Silva sorprendió este año con un plato de guatitas, papas fritas y digüeñes, que participó del concurso gastronómico. «La primera vez que participé del concurso lo hice con un pebre con digüeñes servido adentro de un repollo, esta vez lo hice con un plato de guatitas, arvejitas, zanahorias, papitas fritas pancito y digüeñes que fuimos a buscar ayer mismo (sábado). De hecho estoy toda rasguñada por andar sacando digüeñes de los árboles».

Mónica Elgueta, de la Panadería Belén, también sorprendió, pero en los stands gastronómicos de la feria con, un «as» de digüeñes. «Es un pan nuestro que le agregamos carne de pollo y vacuno, y digüeñes recién recolectados por la familia. Pedimos mil pesos por el as y la verdad es que a la gente le ha gustado».

Fuente: Austral Temuco

Comenta con Facebook